¿Qué encimera encaja contigo?

Las encimeras de cocina son uno de los elementos clave de esta estancia, ya que aportan diseño y funcionalidad. Para elegir la encimera perfecta para ti, debes tener en cuenta su futuro mantenimiento y sus niveles de resistencia al calor, golpes y ralladuras.

Actualmente son muchas las opciones que encontramos en el mercado, con una amplia variedad de materiales y estilos. Te ayudamos a repasar los materiales existentes más comunes para que no te equivoques a la hora de escoger tu encimera:

  1. Encimeras de granito

Esta piedra natural es de las más populares, gracias a su longevidad y a la dureza que ofrece. Es muy resistente al calor y a los golpes, y en cuanto a la limpieza, es muy fácil y no precisa de un mantenimiento específico. Existe una amplia variedad de colores, y además, al ser una piedra natural, cada pieza es única.

  1. Encimeras de mármol

Este material también natural se emplea menos que el granito, ya que su punto débil es la porosidad de la superficie, es decir, absorbe con mayor facilidad las manchas como por ejemplo el aceite. Es bastante resistente a las ralladuras, pero en cambio no lo es a los golpes fuertes. Es un material muy noble, pero requiere de mayor mantenimiento.

  1. Encimeras de madera

La madera es un material natural que aporta gran calidez a la cocina, pero que sin embargo requiere bastante mantenimiento, ya que es un material poroso y necesita capas de barniz cada cierto tiempo.

Sus puntos débiles son su inestabilidad a la humedad y la poca resistencia a cortes o golpes.

  1. Encimeras laminadas

Son aquellos materiales compuestos por una base sólida revestida con una lámina de material plástico.

Permiten infinidad de colores, acabados e imitaciones, como madera, piedra, etc. No obstante, no son resistentes al rallado y es necesario garantizar la estanqueidad en las uniones de la encimera con el resto de muebles o paredes, para evitar posibles filtraciones de humedad.

  1. Encimeras de acero inoxidable

Es habitual encontrar este tipo de encimera en las cocinas profesionales y en los establecimientos de restauración, lo que ya nos dice que es un material con muchas ventajas: es impermeable frente a las humedades, posee gran dureza frente a golpes, y es resistente a altas temperaturas. Además, permite crear grandes superficies sin juntas, dando continuidad a la encimera.

Estas encimeras dan un aspecto industrial y moderno a la cocina. No obstante, no ofrecen mucha resistencia a las ralladas.

  1. Encimeras de cuarzo

Pueden ser solamente de cuarzo o combinaciones de éste con resinas de poliéster, obteniendo un aglomerado de gran dureza (el famoso Silestone).

Son resistentes a los golpes, al rallado y a las manchas, por lo que se limpian fácilmente, pero como punto débil, no resisten bien a las altas temperaturas, por lo que debemos tener cuidado de no apoyar sartenes calientes directamente sobre la encimera.

Existe gran variedad de colores para elegir, estilos (liso, con vetas, con grano…) y acabados.

 

 

 

Publicado en Consejos, REFORMAS.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *