¿Una ducha pequeña? ¡Hazla cómoda!

Os aportamos grandes consejos de la mano de Cristina Ybarra para seguir a la hora de cambiar vuestra bañera por un plato de ducha y ganar comodidad

1. La forma de nuestro baño nos indica la mejor posición para la ducha: en los baños rectangulares hay que situarla al fondo; en los baños cuadriculados, en una esquina; y en baños irregulares, en los huecos para poder aprovechar mejor el espacio. Aún así, procura evitar las ventanas o se mojarán cada vez que te duches e intenta instalar una mampara abierta para tener una mayor ventilación.

2. El espacio necesario para la ducha mínima aconsejable es de 90×90, pero lo ideal es que sea lo más grande posible. Cristina Ybarra, arquitecta de Foraster Arquitectos, aconseja instalar una ducha de 110 o 120cm de largo con una mampara fija de suelo a techo, sin perfiles, y con un paso abierto mínimo de 70 cm. Nos recomienda utilizar mamparas de cristal templado, ya que son más resistentes que las tradicionales y que contengan un tratamiento de protección antical que nos ayudará en su mantenimiento.

3. Para ampliar el espacio de tu baño, procura mantener el mismo nivel entre la ducha y el suelo: intenta que sean espacios continuos. Para ello, se puede emplear un plato de ducha estándar o bien los platos de silex que se cortan a medida, como los platos de Fiora, cuyo material permite crear incluso piezas curvas.

4. Para poder ducharnos lo más cómodamente posible, Cristina Ybarra, recomienda que los mandos de la ducha no se coloquen en la misma pared del rociador. Según Cristina, a la hora de colocar el mando debes pensar en ti mismo, por lo que separarlo de dicha pared te dará la facilidad de accionarlos sin mojarte. Además nos aconseja alejar también la bandeja de los geles para que no estén siempre empapados e incluso evitar que sean un foco de bacterias. Ahora bien, en el tema de la medida o el tipo de rociador su opinión es muy clara y concisa: no hay límites, debes escoger el que más te guste o cubra tus necesidades.

5. Cuando se dispone de baños pequeños, Cristina nos recomienda utilizar una cerámica de losas pequeñas en las paredes de nuestra estancia o incluso de hasta 30 x 60 en horizontal de gres rectificado sin juntas, que además de darnos amplitud visual, nos facilitará la limpieza. Nos aporta detalles sobre su color, cómo procurar evitar las cenefas y escoger colores neutros como el gris, el blanco… en todo el baño para que no te canses de ellos.
Otra buena opción es ganar espacio visual dejando de lado las típicas estanterías que sobresalen de la ducha e introducir hornacinas, y aprovechar la instalación para empotrar el rociador del agua.

6. Finalmente, procura tener presente que si deseas instalar un hidromasaje en tu cuarto de baño, es recomendable realizar su instalación teniendo en cuenta la altura de la persona que lo utilizará. Por ejemplo, si una persona mide 1,60 metros, su hidromasaje debe tener el rociador a una altura de 210cm, el jet vertical a 130cm, los mandos a 115cm, el jet lumbar a 95cm y el jet inferior, a 60cm.

Ahora ya sabes que ganar espacio visual y comodidad en tu baño es posible. ¡Cambia tu bañera por una ducha!

Fuente: El Mueble

 

Publicado en Uncategorized.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *